>>> MEDIC >>>>INSTRUCCIONES PARA PROFESIONALES DE LA SALUD

  Antes de comenzar el entrenamiento, se debe informar a los pacientes del uso correcto de POWERbreathe. Familiarícese con el funcionamiento del dispositivo antes de ayudar a un paciente para su uso correcto consultado las secciones “Cómo acostumbrarse a POWERbreathe” y “Entrenamiento con POWERbreathe". Las instrucciones sobre el entrenamiento con POWERbreathe se basan en las publicadas en la revista ‘Breathe’ de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias (McConnell et al, Inspiratory muscle training in obstructive lung disease; how to implement and what to expect. September. vol 2(1), pp 39-49, 2005).

  Partiendo de la base de que las cargas más intensas producen mayores mejoras en la fuerza de los músculos inspiratorios, puede que desee alentar a los pacientes a que entrenen con un poco más de intensidad. Se ha demostrado que POWERbreathe mejora la función del músculo inspiratorio y la tolerancia al ejercicio en atletas jóvenes y sanos con un régimen de entrenamiento más intenso pero mucho más corto, que consiste en 30 respiraciones dos veces al día.

Nota: Algunos pacientes no pueden o no desean utilizar una boquilla. En este caso, la boquilla de POWERbreathe se puede sustituir por una mascarilla facial para proporcionar un cierre hermético en la boca.

Ajuste de la carga de entrenamiento:

 Las investigaciones realizadas indican que las cargas de entrenamiento de los músculos inspiratorios (EMI) deben exceder el 30% de la fuerza máxima de los músculos inspiratorios de los pacientes para ser eficaces. También existen pruebas de que las cargas más intensas producen mayores mejoras en la fuerza de los músculos inspiratorios.

 Si tiene acceso a un dispositivo para medir la fuerza de los músculos inspiratorios, puede ajustar la carga de entrenamiento inicial en un 30-40% de la presión inspiratoria máxima (PIM) utilizando la tabla de conversión. A
continuación se debe aumentar la carga de entrenamiento media vuelta cada día durante los siguientes 7-10 días hasta alcanzar el 60% de la PIM basal. El paciente debe realizar los ejercicios en este nivel durante una semana. A partir de entonces, se debe aumentar la carga de entrenamiento semanalmente para mantenerla en aproximadamente el 60% de la nueva fuerza de los músculos inspiratorios del paciente.


Nota: El entrenamiento a un 60% de la PIM será agotador y el paciente puede tardar en poder completar los 15 minutos de entrenamiento continuo sin realizar una pausa.

Preparación para una buena técnica de entrenamiento:

 Los primeros días son los más desafiantes para el paciente, que necesitará una preparación cuidadosa y delicada, incluidas posibles pausas pequeñas. Se deberá animar al paciente para tolerar la sensación de falta de aliento provocada por el entrenamiento y aumentar la carga de entrenamiento progresivamente. Normalmente se pueden conseguir aumentos de carga semanales del 5 al 10%.


 Se aconseja animar a los pacientes a realizar los ejercicios al límite total de su capacidad vital para entrenar la amplitud completa de movimiento de los músculos inspiratorios. A medida que los músculos inspiratorios del paciente se cansan, podrá resultar difícil conseguir los volúmenes pulmonares mas elevados al final de la inspiración. A estos elevados volúmenes pulmonares, los músculos inspiratorios son más débiles y tenderán a cansarse. Se debe advertir a los pacientes que se trata de algo frecuente y se les debe disuadir de realizar los ejercicios superando el punto en el que consiguen una ‘respiración satisfactoria’.


 Se debe animar a los pacientes a inhalar frente a la carga de entrenamiento lo más rápido posible para utilizar al máximo los músculos inspiratorios. Los pacientes deben respirar con una combinación de movimiento del diafragma y la pared torácica para utilizar todos los músculos inspiratorios durante el entrenamiento. Es posible que los pacientes necesiten realizar pausas durante una sesión de entrenamiento para toser o porque sienten demasiada falta de aliento. Es importante que la duración de estas pausas se reduzca para mantener el estímulo de entrenamiento, pero esto también se debe tratar de un modo delicado y debe acompañarse de una explicación de la importancia de reducir la duración de estos períodos de ‘descanso’ forzados.
Entrenamiento de mantenimiento:

 Tras 12 semanas, los músculos respiratorios del paciente deben haber mejorado considerablemente y sentirá menos falta de aliento durante el ejercicio. En esta etapa, no es necesario realizar los ejercicios con POWERbreathe todos los días para mejorar su respiración. Un entrenamiento con POWERbreathe tres veces a la semana será suficiente para mantener los efectos del entrenamiento.
:: INTRODUCCIÓN AL POWERBREATHE MEDIC >>>>>
:: PRECAUCIONES >>>>>
:: DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO >>>>>
:: ACOSTUMBRARSE AL POWERBREATHE >>>>>
:: INSTRUCCIONES PARA PACIENTES >>>>>
:: DIARIO DE ENTRENAMIENTO >>>>>
:: INSTRUCCIONES PARA PROFESIONALES DE LA SALUD >>>>>
:: CUIDADO Y MANTENIMIENTO >>>>>
:: ESPECIFICACIONES TÉCNICAS >>>>>