Entrenamiento De La Musculatura Inspiratoria En UCI: Nueva Perspectiva

El entrenamiento de la Musculatura Inspiratoria (EMI) acelera el destete en sujetos ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) que reciben ventilación mecánica

     Este es un estudio aleatorio prospectivo que evalúa el efecto del EMI en pacientes traqueostomizados, ingresados  en UCI  a quienes se les aplicó ventilación mecánica en el cual se objetiva que en estos se produce una reducción en los tiempos de destete.

    El uso prolongado de ventilación mecánica conlleva el debilitamiento de la musculatura respiratoria, lo que redunda en una peor capacidad ventilatoria y consecuentemente menor funcionalidad. Esta situación se ve acrecentada especialmente en pacientes a quienes se ha aplicado sedación. El estudio parte de la hipotesis de que esta situación es  susceptible de ser prevenida o revertida a través del EMI.

     El estudio evalúa los cambios en los parámetros respiratorios y hemodinámicos proporcionados por el EMI mediante un aparato electrónico POWERbreathe KH2 en sujetos a quienes se practicó traqueostomía y aplicó ventilación mecánica y compara dichos resultados a un grupo control al cual se aplicó un programa de nebulización intermitente.

    El Emi aplicado consistió en  30 repeticiones repartidas en tres series de 10 con 1 min. de descanso entre series. El modo de entrenamiento utilizado fue el manual, con una carga del 30% del PIMax inicial y reajustado diariamente aumentando en un 10% la carga aplicada.

     El estudio toma una muestra de 21 sujetos en total, de los cuales a 10 se les aplica el entrenamiento de la musculatura inspiratoria y 11 reciben el programa de nebulización intermitente.

    Resultados

     El grupo EMI muestra aumento en la fuerza inspiratoria a fin del programa.
     No se hallan cambios en la hemodinámica que llevasen a una interrupción del tratamiento. Pulso arterial, saturación de oxígeno, frecuencia respiratoria y presión arterial fueron las variables medidas.
    El tiempo necesario para el destete o supresión de la ventilación mecánica, se reduce en el grupo EMI en comparación el grupo de nebulización intermitente.

    Conclusión

     El estudio muestra que el aparato de EMI es seguro, promueve e incrementa la presión inspiratoria máxima (PIMax) y lleva a la disminución de los tiempos de destete en comparación al programa de nebulización intermitente.

     En este sentido menores tiempos de destete pueden contribuir a minimizar los riesgos de neumonía asociada a la ventilación mecánica e infecciones intrahospitalarias. Lo que consecuentemente genera menor morbilidad y mortalidad además de disminución de los gastos de hospitalización.

Rodrigo Marques Tonella, “Inspiratory Muscle Training in the Intensive Care Unit: A New Perspective”. Journal of Clinical Medicine Research. Nov. 2017