POWERbreathe incluido en el protocolo de tratamiento post COVID-19 de la OMS

El Entrenamiento de la Musculatura Inspiratoria (IMT) con POWERbreathe, incluido en el protocolo de la OMS de tratamiento de la insuficiencia respiratoria post COVID-19
Una de las secuelas más importantes de la COVID-19 es la insuficiencia respiratoria que presentan las personas que se están recuperando tras pasar la fase crítica de la enfermedad.

Insuficiencia respiratoria que se presenta relacionada con la atrofia de la musculatura respiratoria y la fibrosis pulmonar secundaria al proceso.

Numerosos pacientes en fase de recuperación, entre los cuales se encuentran deportistas de alto nivel, presentan unos niveles muy bajos de fuerza inspiratoria (PIMax).

El entrenamiento IMT se muestra clave para la recuperación de una musculatura que ha sufrido atrofia debido a la enfermedad, hecho que ha llevado a la OMS a incluir específicamente en su curso “REHABILITATION FOR PATIENTS WITH LUNG IMPAIRMENT AFTER COVID-19 ILLNESS” dentro de los protocolos del majeo clínico de la COVID-19.

Además del entrenamiento IMT con POWERbreathe también están incluidos en dicho protocolo los dispositivos PEP y de vibración oscilante como el Shaker, para la eliminación de las mucosidades acumuladas en la vías aéreas.

30 respiraciones dos veces al día

El protocolo de entrenamiento básico para la recuperación de la fuerza inspiratoria, consiste en 30 inspiraciones contra resistencia ajustada al 50% PIMax.

Su fisioterapeuta respiratorio le guiará en la realización del entrenamiento más efectivo junto con la realización de otras técnicas fisioterápicas para una mejor recuperación.

En el siguiente enlace puede descargar una guía de inicio al entrenamiento con el POWERbreathe Medic Plus

Cuatro a seis semanas de entrenamiento son el periodo medio necesario de entrenamiento para una recuperación sustancial de la musculatura inspiratoria.

Shaker para la expectoración de mucosidad

Los dispositivos Shaker facilitan la eliminación de la mucosidad acumulada al ayudar a su movilización gracias a la vibración transmitida y la presión espiratoria positiva generada.